Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Campaña Reconocimiento Profesional La lucha en Cantabria Las matronas nos hacen daño
CONTACTAR

ENLACE

Acreditados
Certificacion de Web de Interes Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruebelo aqui
ACREDITACIÓN

null

Ayuda para la acreditación de competencias profesionales

Humanización

null

Accede a la web del Proyecto de Humanización atención perinatal de Andalucía

PLAN DE PARTO

null

Hon Code
Entrar


¿Ha olvidado su contraseña?
 

Las matronas nos hacen daño

por Matronas Web Última modificación 12/02/2010 00:36 Extraido del diario montañes. Noviembre de 2006

Carta al director el 14/11/2006 en el diario montañes donde un padre se quejaba de que su hija no podia recibir formación

Las matronas nos hacen daño

EL diario Montañes

 

Señor director:


Estoy sufriendo... Sufro porque veo que a mi hija la están haciendo sufrir. Empezó hace ya casi 6 meses su residencia de matrona, era su sueño hecho realidad. Llegó a la puerta del Hospital Marqués de Valdecilla cargada de sueños e ilusión... Había estudiado mucho, había logrado una plaza para estudiar matrona..., había dejado su trabajo, su posición económica, sus amistades... Todo por lo que había luchado hasta ahora, para empezar y cumplir un sueño. Y yo me sentí feliz, porque era éso lo que ella quería. Pero enseguida llegaron los problemas, y mi hija que marchaba feliz e ilusionada de casa, volvía triste y desanimada. Pensé que era por el cambio de trabajo, por los nuevos retos y responsabilidades..., pero no era así.


Al principio intentaba explicarme algo de lo que pasaba. Las matronas de Cantabria piden ciertas mejoras y se niegan a enseñarnos. Ponen en peligro nuestra formación, incluso está en juego nuestra especialidad. Puede que todo lo que he dejado atrás no sirva de nada, porque no nos van a dejar ser matronas. Yo ya soy mayor y no comprendo muchas cosas. No entiendo de Administración, de gerente, de negociaciones ni sindicatos, pero soy madre y tengo corazón y no me gusta ver sufrir a mi hija (cuando ella no ha hecho nada para merecerlo).


Mi hija sigue llorando, pero ya no me cuenta nada, dice que es para no preocuparme. Ahora mi niña duerme, espero que esté soñando cosas bonitas, porque cuando duerme no llora y yo me tranquilizo, pero cuando empieza su descanso, comienza también mi tortura, porque ahora soy yo quien llora.


El día 7 de noviembre, leí en el periódico y allí la veo, una carta firmada por la mayoría de matronas de Cantabria. La leo despacito, quiero entender todo lo que pueda para comprender a esas señoras. Termino y vuelvo a empezar, y mis ojos se clavan en una frase que copio tal cual: «No se trata de dañar a nadie para conseguir beneficios. No creemos que ningún fin justifique ciertos medios». Me quedo pensando, releo esa frase. Me levanto y me acerco a buscar el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, que creo debería estar presente en todos los hogares. Vuelvo a ponerme las gafas 'de ver' y busco. la palabra dañar: Del latín Damnare. Causar detrimento, perjuicio, menoscabo, dolor o molestia. Maltratar o echar a perder algo. Condenar a alguien, dar sentencia contra él.


No se equivoquen señoras matronas de Cantabria, ustedes están dañando a gente: a mi hija, a sus 9 compañeros residentes y, como mínimo, a 10 madres que sufrimos por nuestros hijos. No son ustedes también madres, tías o abuelas?


No lo puedo entender, soy ya muy mayor para entender los problemas modernos.


Sólo les digo una cosa: Digan lo que quieran en sus cartas a los periódicos, pero digan la verdad y si no quieren 'dañar a nadie' pues no lo hagan, en sus manos está.


DNI 14.842.749

Acciones de Documento
« Julio 2024 »
Julio
LuMaMiJuViDo
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031